publicado el 12 de Enero de 2021

Hoy en día la herramienta profesional y red social LinkedIn es muy utilizada por profesionales, empresas y reclutadores. Todos la usamos para buscar información y hacernos más visibles. Si estás interesado en realizar prácticas en una empresa, en este post te contamos cómo darle forma a tu perfil y sacar el máximo partido a LinkedIn. 

linkedin

1. FOTOGRAFÍA PROFESIONAL

De la misma forma que en tu currículum, intenta elegir una fotografía de frente y sonriendo, con un fondo neutro y ropa profesional. Evita fotos tomadas en entornos que no estén relacionados con el ámbito profesional. Si sigues aún indeciso sobre qué foto elegir, existe una herramienta online que puede echarte una mano, Snappr, que usa algoritmos para analizar distintos aspectos de tu foto de perfil y cómo mejorarlos.

2. ELIGE UN TÍTULO PROFESIONAL

Esto son 120 caracteres que aparecerán debajo de tu nombre y apellidos para definir tu título profesional. Intenta no ser enigmático y evita etiquetas como “en busca de empleo”o “estudiando el mercado” ya que, si eres tan genérico, no despertarás curiosidad. Asegúrate de incluir palabras con tus habilidades clave, aspiraciones, etc. para que las empresas puedan detectar fácilmente cuáles son tus objetivos. Esto también facilitará la localización de tu perfil por parte de reclutadores y/o empresas interesados en estudiantes en prácticas.

3. DEFINE UN PERFIL CLARO EN EL APARTADO “INFO”

Aprovecha estos 2000 caracteres para contar “tu historia”, no olvides mencionar:

  • Quién eres.
  • Qué mensaje deseas transmitir.
  • Qué respuesta o acción esperas.
  • Aquí es donde deberás especificar qué estás estudiando, dejar claro que estás abierto a oportunidades laborales como estudiante en prácticas y mostrar, sin titubear, por qué eres un buen candidato.

4. USA LA HERRAMIENTA ‘HABILIDADES’ 

Como estás intentando conseguir prácticas para tener tu primera experiencia profesional, has de sacar el máximo partido a esta herramienta. Escoge de manera inteligente las habilidades que describan tu perfil y, sobre todo, consigue que sean reconocidas por otras personas (compañeros de la universidad, profesores, etc.).

5. AÑADE ELEMENTOS MULTIMEDIA A TU PERFIL

LinkedIn te permite incorporar vídeos, imágenes y presentaciones a tu sección “Noticias” o “Experiencias”. Aprovéchalo para distinguirte y resaltar tu perfil. Es recomendable añadir un vídeo corto de presentación en el que expliques cuáles son tus inquietudes, intereses y aptitudes, ya que es una muy buena opción para llamar la atención de una empresa que pueda estar en busca de un nuevo estudiante en prácticas.

6. ÚNETE A GRUPOS RELEVANTES PARA TUS INTERESES Y TU PERFIL

Puedes unirte a un total de 50 grupos y LinkedIn muestra públicamente de cuáles formas parte. Esto permite saber a los visitantes de tu perfil cuáles son tus áreas de especialización e intereses. Asimismo, procura permanecer “activo” en estos grupos: haz preguntas, asiste a webinars o eventos online, pide asesoramiento, etc. ¡Obtendrás resultados rápidamente!

7. CONECTA CON OTROS PROFESIONALES DE LINKEDIN Y SIGUE PERFILES DE EMPRESAS

Este es uno de los principales objetivos por los que uno usa esta red profesional: conectar con el mayor número de personas posibles. Esta es tu oportunidad para “seguir” el perfil de empresas en las que estés interesado, así como conectar con personas que tengan un perfil que te gustaría seguir o puedan servirte de guía (¡o anzuelo, nunca se sabe!).

8. COMPARTE NOTICIAS EN TU PERFIL

Tu actividad y las noticias que compartes aparecen directamente en tu perfil. Compartiendo información te estás comprometiendo con el resto de la comunidad. Por eso, si localizas una información interesante para tu comunidad, no dudes en compartirla.

9. PUBLICA ENTRADAS DE BLOG DE MANERA DIRECTA EN TU PERFIL

Escribir un blog de manera directa en tu perfil es una buena idea si quieres realizar prácticas en una empresa. Redacta un blog en el que expliques de forma clara qué es lo que buscas y qué puedes ofrecer, aportando datos muy concretos como la localización, tiempo de duración idóneo de las prácticas, si existe convenio con tu universidad o algún programa de becas al que adherirse, etc. Haz que la empresa vea tu propuesta como un “win-win” y así despertarás su interés para contactarte.

Sara Jordá

Ver todas las noticias