publicado el 31 de Mayo de 2021

Si estás buscando trabajo en el extranjero, este post puede ser de tu interés. Aquí van algunos consejos para encontrar trabajo fuera de España, algunos aspectos a tener en cuenta y recomendaciones para anticiparte a pequeños obstáculos que puedes encontrar en el viaje hacia tu nueva etapa.

¿Puedo trabajar en el extranjero?

Infórmate sobre los requisitos para trabajar en el país destino. Los países de la UE tienen convenios que permiten que cualquier ciudadano europeo pueda trabajar en el país, sin embargo, los gobiernos o las empresas privadas pueden tener requisitos propios para trabajadores extranjeros (idioma, experiencia, equivalencia de estudios, etc).

¿Dónde buscar trabajo?

¿Dónde buscar trabajo? Te invito a que consultes el Portal Europeo de Empleo EURES, donde encontrarás ofertas de trabajo e información muy útil sobre aspectos relacionados con la vida y el trabajo en los distintos países. Para encontrar trabajo académico en distintos campos de investigación, visita el portal EURAXESS.

Recuerda con el programa PICE podrás encontrar tus prácticas en la Unión Europea.

Las páginas web y las cuentas de Linkedln de las propias empresas son herramientas imprescindibles para estar actualizado en cuanto a ofertas y, llegado el momento, poder contactar con el potencial empleador para mostrar tu interés y hacerles llegar tu perfil. – Incluir enlace a https://empleoygarantiajuvenil.camara.es/consejos-linkedin-enfocar-perfil-encontrar-practicas

Posibles dificultades que puedes encontrarte: no te preocupes, ¡tienen solución!

1. Trámites burocráticos

Es muy probable que tengas que hacer “papeleo” una vez llegues allí. Infórmate si puedes iniciar alguno de los trámites desde España y así evitarás el estrés de gestionarlo allí todo a la vez, además del tiempo y los desplazamientos que ello supone. Si tienes dudas sobre qué documentos vas a necesitar, una buena idea es contactar con el Consulado o la Embajada de España del país destino antes de mudarte. Si viajas desde España ya con un contrato, asegúrate que entiendes cada uno de los puntos y condiciones. Si no está redactado en inglés y no eres aún fluido con el idioma oficial del país, solicita ayuda a un traductor.

2. Idioma

Esto no tiene por qué ser una dificultad si vas preparado. Seguramente tendrás que pasar por entrevistas en momentos determinados (por ejemplo, al inscribirte en el sistema de desempleo, entrevistas con reclutadores, etc.). Por lo general, en Europa podrás comunicarte en inglés, sin embargo, es muy recomendable que hagas el esfuerzo para tener conocimientos del idioma oficial del país. Piensa que, al fin y al cabo, estarás viviendo en un país con cultura e idioma propio, utilizado por sus habitantes. Fuera del trabajo, necesitarás comunicarte en ámbitos donde quizás el inglés no sea tan común como en el médico, en el ayuntamiento o en el supermercado. Pero que esto no te agobie, simplemente es importante ser consciente de ello y decidir cómo afrontarlo (apuntarte a cursos, programas lingüísticos…).

3. Equivalencias de estudios

Según el destino, es posible que te soliciten legalizar tu documento académico español. En este enlace encontrarás más detalles sobre la legalización de documentos académicos universitarios.

 

Mi experiencia en el extranjero

En mi caso, el Programa PICE jugó un papel muy importante. Contacté con la empresa a través de correo electrónico para hablarles del programa y mostrar mi interés por hacer prácticas en su empresa, con el objetivo de descubrir si querían participar y, por supuesto, saber si estaban interesados en mi perfil. La respuesta fue positiva e inicié mi estancia de 3 meses de prácticas. Se dice mucho lo de “estar en el momento y el lugar adecuado”, pero desde luego, sin esta oportunidad inicial que les permitió conocerme y ver cómo trabajaba, ¡hubiera sido mucho más difícil!

Ver todas las noticias