Sara, la nueva protagonista del blog de PICE, nos dará consejos prácticos sobre formación y empleo.

publicado el 01 de Julio de 2020

Sara

Hola! Mi nombre es Sara y durante los próximos meses me verás por aquí hablando de cosas que te pueden resultar interesantes, relacionadas con el empleo y cómo el Programa PICE puede ser la oportunidad para tu próxima experiencia laboral. Pero antes de empezar, deja que me presente y así me puedas conocer un poco mejor. 😊

Tengo 26 años, nací en un pueblo del interior de Alicante y actualmente resido en Reino Unido. Trabajo como científica en el grupo de Terapia Génica de una empresa biotech, que comercializa una innovadora tecnología de ADN que, entre otras cosas, se está probando actualmente como una de las posibles vacunas para el COVID-19. Esto sirve perfectamente como titular oficial, como titular más realista/humano: soy una chica que ha venido a parar por aquí casi por casualidad, y que intenta encontrar su hueco en esta inmensa y súper ocupada ciudad que es Londres (¡y PICE tiene mucho que ver con esto!).

Estudié Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia. Siempre he sido muy curiosa, de las que quieren ir un poco “más allá”. Así que desde que entré en la Universidad, las pocas horas libres que me quedaban las dediqué a hacer prácticas externas, a participar en actividades de divulgación… y a todo aquello que consideré que me aportaría nuevas experiencias y, sobre todo, me daría más perspectiva a la hora de decidir hacia dónde enfocar mi futuro.

Al finalizar el grado, tenía claro que quería seguir con mi formación por aquello de “especializarme” un poco más en algo. En Granada encontré el máster que encajaba perfectamente con lo que tenía en mente. Tras finalizarlo, conseguí un contrato de Empleo Juvenil que me permitió trabajar durante un año más en el proyecto que había sido mi TFM.  Pero ese año pasó muy deprisa y ante la falta de fondos para la contratación de personal, tuve que dejar esa preciosa ciudad. Tocaba ahora pensar en un plan B.

Sabía que venían unos meses de indecisión, de echar muchos CV y solicitar becas, pero yo no pensaba quedarme en casa mirando las musarañas esperando esa llamada que no se sabe cuándo puede llegar. Aproveché esos meses para irme a Reino Unido a mejorar mi inglés. Al poco de volver a España a pasar el verano, fue cuando oí hablar por primera vez del Programa PICE.

Un día recibí un email de la Cámara de Comercio de Alicante  (en algún momento debía haberme suscrito a algo… nada raro en mí) con la información sobre un programa de prácticas en el extranjero con una duración de 3 meses. Esos meses podrían ser la oportunidad perfecta para ganar más experiencia y además poder experimentar por primera vez en mi caso, cómo es el trabajo en industria. ¡Era perfecto! No fue fácil ni rápido y mentiría si dijese que no puede incluso llegar a ser frustrante; pero al final di con la empresa interesada en el programa y en mi perfil.

Tras varios correos y llamadas telefónicas, y una visita exprés en agosto para una entrevista en persona más formal, conseguí que me aceptaran. En la entrevista ya me comentaron que la empresa estaba creciendo mucho y rápidamente, lo que lo hacía todo aún más interesante. De repente todo iba muy rápido y asustaba un poco, pero a la vez era tan… ¡emocionante! A mediados de septiembre de 2019 empecé oficialmente mi contrato de prácticas… y a solo unas semanas de que me tocara volverme ya a España, me ofrecieron un puesto de trabajo. No dudé ni un instante, acepté la oferta y en enero volví de nuevo; ¡cargada con más maletas y más ganas que nunca!

Nos vemos por aquí.

SARA

Ver todas las noticias