La Cámara de Comercio de España amplía su plan de inserción laboral a los jóvenes de entre 25 y 29 años

03/08/2015
  • La tasa del desempleo en este colectivo desciende cuanto mayor es el grado de cualificación y formación: 48, 5% con primaria y 20, 1% con educación superior
  • Hasta el momento el programa, que ejecuta la red de Cámaras, solo se aplicaba a menores de 25 años
  • 9.051 jóvenes se han dado de alta y 800 empresas ya están colaborando
  • Las Cámaras de Comercio actúan como mediadores entre las empresas y los jóvenes para aumentar sus oportunidades laborales

Madrid, 3/8/15. La Cámara de Comercio de España extenderá el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) a los jóvenes de hasta 30 años, cumpliendo así con la nueva normativa que ha ampliado el ámbito de aplicación del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, según se recoge en la Ley 25/2015, publicada en el BOE el pasado 29 de julio.

A través Programa Integral de Cualificación y Empleo, puesto en marcha por la red de Cámaras de comercio hace un año,  un total de 9.051 jóvenes entre 16 y 24 años- que no trabajan y no están inmersos en ningún programa formativo- ya se han dado de alta para formarse y recibir una cualificación profesional que facilite su entrada en el mercado laboral. Asimismo, un total de 800 empresas se han comprometido con la inserción de los jóvenes a través de este programa, que cuenta con cofinanciación de los fondos europeos FSE.

A partir de ahora, el Programa incluirá  también a  jóvenes entre 25 y 29 años que en este momento no trabajan y tampoco están inmersos en ningún programa formativo. Esta ampliación llevará a las Cámaras a ajustar su oferta, ya que el PICE se diseñó específicamente para jóvenes entre 16 y 24 años, con el fin de responder a los distintos perfiles, cualificaciones e intereses de los participantes.

Situación de los jóvenes entre 25-29 años

Según los datos del INE del segundo trimestre de este año, actualmente hay un total de 2, 2 millones de activos con edades comprendidas entre los 25 y 29 años; de esta cifra, 628.000 se encuentran en situación de desempleo, lo que representa una tasa  del 28, 4%.

De los 628.000 parados, 245.000 - el 39% - lleva 2 años o más en desempleo y un 20% entre 1 y 2 años. Según el grado de cualificación y formación, el desempleo entre esta población va descendiendo; así los jóvenes entre 25 y 29 años que han cursado educación primaria presentan una tasa de paro del 48,5%;  los que se han quedado en la primera etapa de secundaria del 38,3%;  con la ESO finalizada el porcentaje se sitúa en el 28,7%;  bachillerato o similar el 23, 6% y con educación superior la tasa de paro desciende hasta el 20, 1% (inferior al 22,4% de tasa de desempleo del conjunto de la economía española).   Sondeados por el tipo de jornada de empleo que buscan, el 64% afirma que “la que encuentre”, un 14% a tiempo completo y un 5, 2% a tiempo parcial.

Perfil del joven PICE

Hasta el momento, de los 9.051  jóvenes que participan, la mayoría de ellos está entre los 20 y 21 años, ha acabado la ESO y esporádicamente ha trabajado en el sector servicios, especialmente en administración y gestión, comercio, informática y hostelería. Es un hábil usuario de herramientas informáticas y de las redes sociales, aunque presenta un bajo nivel de inglés. Por Comunidades Autónomas, Andalucía, Cataluña y Castilla-La Mancha son las regiones que registran un mayor número de participantes. En cuarto lugar se sitúa Comunidad Valenciana, seguido de Madrid y Canarias.

Las Cámaras de Comercio actúan como mediadores entre las empresas y los jóvenes para aumentar sus oportunidades laborales y ponen a su disposición a un orientador laboral que se responsabiliza de guiar al joven durante su itinerario formativo y  acercarle  a las empresas que demanden su  perfil laboral.

Cómo inscribirse

Los jóvenes se inscriben en el PICE acudiendo a la Cámara de Comercio más cercana, y también pueden informarse en empleoygarantiajuvenil.camara.es. A partir de ese momento, el orientador laboral analiza sus competencias, intereses y grado de cualificación y elabora un perfil profesional. Conforme a ese perfil, el orientador diseña un plan formativo a su medida en competencias digitales y nuevas tecnologías, idiomas, habilidades sociales y técnicas para desenvolverse en el mundo de la empresa. También pueden obtener formación en “Certificados de Profesionalidad”, cualificando oficialmente a los jóvenes que carecen de formación específica para el desarrollo de una profesión.

800 empresas comprometidas

Las acciones del Programa Integral de Cualificación y Empleo también se extienden al mundo empresarial. Entre los beneficios para las 800 empresas que se han unido al programa destacan la contratación de jóvenes cualificados profesionalmente y con competencias específicas en los puestos de trabajo que ofertan e incentivos en los contratos de trabajo que realicen. Además participan en un programa de mejora social comprometidos con el empleo y el futuro de los jóvenes del país

El objetivo de las Cámaras de Comercio es ofrecer una formación y las herramientas necesarias para facilitar la incorporación de 85.000 jóvenes al mercado de trabajo, a través del Programa Integral de Cualificación y Empleo.